Archivo para abril, 2008

Desesperación indolente [Francisco Fortuny]

Posted in Decreto de abandono on 25 abril, 2008 by catalogosdevalverde32

    Me duele la indolencia
Que siento ante el dolor del que me sufre
A fuego lento y ácido la acidia de este azufre
Que es nunca adolecer de adolescencia:
No dolerse de infiernos
Asumidos es fuego en plena entraña:
Me pasa con mi España,
Que tanto amé y que me pagó con cuernos:
Ya no me duele nada que esa logia
Secreta que dirige a voces el cotarro
Político en su alza de ritual demagogia
Convenza con mentiras, ni que sus pies de barro
Expuestos al peligro
De voz veraz, me pisen por gallina,
Y no me duela (y, si me duele, emigro
A Babia, o bebo grogui
Opiácea medicina
De chamán o de yogui,
Como Tristán el amoroso filtro,
Y me quedo indolente en la anodinia,
La insolidaridad común, la minia-
Tura del alma al uso; o bien me empiltro
Haciendo el avestruz con la meolla
Hundida bajo almohadas sin hadas, mas con almo
Seguro fugitivo, sin alma y con mi salmo
Cantando fiel consignas por la olla
Diaria y pobre, alzando siempre el recto:
Ya no me duele nada, que me den por el mismo,
Estoy acostumbrando mi intelecto
A pensar el abismo
Del cero trascendente
Del origen remoto).
    Bien sé que ya estoy roto
Para siempre, y consiente
Mi psique la indolencia del «ande yo caliente
Que esto no hay quien lo cambie». Pero noto
La ausencia de verdad y de justicia
Y libertad que, cuando adolescente,
Integrando miedoso la milicia
Contra la dictadura, nutrió de vida el alma
Que ahora siente y consiente y no se duele
De que el poder impune se la cuele
Con luz y fe pero perenne calma.)
    Dejadme que me den: ya no hay remedio:
En España tenemos democracia:
Que nadie se permita la acrobacia
De algún salto de altura
Sobre la cerca que defiende el predio
Del Oficio Político Correcto que censura
Las voces disidentes de basura
De los que intentan, malos,
Dar a luz obvias pistas
Diciéndonos verdades terroristas:
«Nos metieron en guerra como falos
Adúlteros en higo
Ajeno, y por lo tanto el enemigo
Contestó, y se cargó la presidencia
Regalándola a un listo sanchopanza
Que pretende cargarse la enseñanza
En España, y dejarla en la indolencia
Maleducada y bruta
De un pueblo de ignorantes obediente
A la gran Prostituta».
    A mí también me dolería España
Si no me resultara tan extraña
Esa mansa indolencia de la gente
Que, jóvenes aún, son como ancianos
Que ya no tienen fuegos en vena, ni terapia
Existe que los salve. (Ciudadanos,
Si nunca nos ponemos en pie ni nunca, audaces,
Andamos solidarios la vía Apia
Contra el orden mortal del Capitoste
Ya os digo que capaces
Nunca seremos de minar el soste-
Nimiento del tirano con disfraz democrático
Con todo su fanático
Cortejo chupasangre que el poder, el dominio
Necesita, y el mando,
Porque sin él son nada, y nos van dando
A golpe de escrutinio
Donde duele: por donde se hacen fuertes;
Y cada día de indolentes muertes
Del alma nos dolemos sin fobia al exterminio.)
    Me duele la indolencia
Y la resignación y ser conforme
A este cínico engaño tan enorme
Que va a acabar con toda mi paciencia.
    Mejor es no sufrir: que nada duela.
Mejor es no sentir malo ni bueno.
Vayamos a la escuela
De la ineducación por el veneno
En dosis cada vez más progresivas
Y salgamos inmunes por costumbre:
Pasemos de ser vivas
Almas a cuerpos sin fulgor ni lumbre,
carne para el parásito, el Vampiro
o, en fin, el cagatintas que lo avala.
(Que si un día me pongo yo de mala
Leche, lo mismo hasta me pego un tiro.)

Himno a Àngels Barceló [Alberto Santamaría]

Posted in Decreto de abandono, General on 9 abril, 2008 by catalogosdevalverde32

ella dice atentado
y la piel se le enreda alrededor del ombligo como una cereza
es su deseo. atenta la cámara
y su palabra es el eco de las ochoymedia.
de su escote nace la mirada
de otro mundo. madre o lujuria
su piel es látigo y mi látigo sus labios
qué savia da forma a sus sílabas,
qué rojo débil su perfilador asesino.
da paso a los deportes, su sonrisa
abre la noche como un pan, y quietos
la esperamos. ella dice maltrato
y al fondo mis células son aves calladas, motores
que elevan la sangre a deseo. ella dice
y sus dientes inundan la cantina, y el aliento
del invierno repentino nos envuelve en el liso manto de su piel
bronceada en lo más profundo de diciembre. cenamos,
repican las últimas gotas en la ventana. sabemos
que en palestina han muerto cuatro y que en dakota
alguien inventa “el método definitivo para extender su pene”.
ella lo dice y yo quisiera saber qué pájaros habitan entonces su vientre.
ella dice y nosotros creemos sorbo a sorbo en…
…quietos, silencio, alguien habla suavemente en su oído,
ángeles o cuerpos eléctricos. dicen, susurran
alguien habla. al otro lado, sí, al otro lado
pide paso rosa lerchundi.

Al fin […]

Posted in Decreto de abandono, General on 3 abril, 2008 by catalogosdevalverde32

cimg6433.jpg

info@catalogosdevalverde32.es

Posted in Decreto de abandono, General on 2 abril, 2008 by catalogosdevalverde32

También a través de www.catalogosdevalverde32.es [próximamente nueva página web]